Saltar al contenido
Nueva Fase

Twitch zanja toda la polémica de los Bath Tub con la categoría “Hot Tub”

Hot tubs twitch amouranth

Durante los últimos meses ha habido mucha controversia en Twitch por una de las temáticas que más se ha puesto de moda en la plataforma. Los denominados como Bath Tub o “Hot Tubs”, que consistían en hacer directos dentro de una piscina, habitualmente por mujeres con bikinis y ropa sexy, un contenido más cercano a páginas para adultos que a lo que los usuarios están acostumbrados en la plataforma.

Pools, Hot Tubs, and Beaches: Mujeres en bikini haciendo streaming

Hecha la norma, hecha la trampa. Las streamers aprovechaban esta fisura en las normas de la plataforma para sacar tajada de una “zona gris” que les permitía hacer contenido sensual sin que les banearan el canal, ni les limitaran los ingresos por publicidad. Pese a que muchos clasifican este contenido como +18, la realidad es que hasta hace pocos días se ha mantenido igual en la plataforma, habiéndose convertido además en una de las categorías más vistas, con más visualizaciones y horas de contenido. Sin embargo, y como decíamos anteriormente, esto fue así hasta hace tan solo unos pocos días. Fue la popular streamer Amouranth (una de las pioneras en este estilo de streaming, así como una de las más populares) quien advirtió al resto pues Twitch le había limitado los ingresos por publicidad en su canal sin previo aviso, esto presumiblemente por el tema de los Hot Bath Tub, puesto que su canal se basa principalmente en dicho contenido.

Por suerte para Amouranth y el resto de streamers que pertenecían a la comunidad de Hot Tubs, la plataforma ha rectificado tan solo un par de días después, permitiendo seguir generando ingresos por publicidad a dichos canales, creando una categoría exclusiva para ellos, denominada como “Pools, Hot Tubs, and Beaches”. Así, podrán segmentar la publicidad de sus patrocinadores en base a dicho contenido y evitar problemas tanto para las marcas como para los streamers.

El ver contenido de mujeres haciendo streaming en piscinas o playa, a veces incluso en piscinas de juguete en interiores, con poca ropa y mostrándose de forma sugerente era algo que chocaba a millones de usuarios, sobre todo porque todo esto tenía lugar en una plataforma creada principalmente para hacer streaming de videojuegos, la cual curiosamente ha evolucionado en este tipo de contenido.

La propia compañía ha justificado este movimiento con las siguientes declaraciones: “Las normas de Twitch hacen alusión al contenido explícito y/o sexualmente sugerente, pero no podemos prohibir contenido que a ojos de terceros pueda ser tomado como sexy, o prohibir todo lo que pudiera interpretarse como tal, sin ser necesariamente explícito. Esto iría en contra de las propias normas y políticas de la plataforma, ya que en la mayoría de las ocasiones los videojuegos o el resto de contenido en los que nos enfocamos también suele ser para adultos, con personajes a menudo sexualizados”.

Así, la categoría “Pools, Hot Tubs, and Beaches” hace su estreno en Twitch y mientras que desde los altos cargos de la empresa son conscientes de que no se trata de una solución definitiva, sí que les permitirá mantener bajo control dicho contenido, tanto para ellos como para los propios viewers y permitir a las marcas decidir si entrar ahí o no, como ya ocurre con el resto de categorías. Y, por supuesto, permitir seguir generando ingresos a sus streamers.