Saltar al contenido
Nueva Fase

Sony asegura que seguirá habiendo escasez de PS5 durante este 2022

playstation 5 stock

Playstation 5 ha estado teniendo problemas de stock desde su día de lanzamiento, e inclusive ya antes de que este se produjera, se especulaba al respecto ya que por la situación que estamos viviendo de pandemia a nivel mundial, los componentes electrónicos necesarios para confeccionar dicha consola son escasos, y lentos, muy lentos sus envíos. Entre otros muchos problemas técnicos. Y es precisamente debido a esto que hacerse con una Playstation 5 es prácticamente tarea imposible hoy día, ya que la gran mayoría de tiendas no tienen disponibilidad. No solo las tienen agotadas sino que además tienen ya reservas en cola esperando para cuando reciben stock, por lo que en realidad siempre están sin unidades disponibles para su venta y muchos jugadores ya están desesperados, pues no saben cómo hacerse con su tan ansiada PS5.

Un problema de Stock que no parece vaya a mejorar

Pues bien, parece ser que esta situación continuará de cara a este año y el próximo 2022, siendo una incertidumbre cuándo podrán recuperar la normalidad en lo que a la producción de la consola se refiere, pues no se esperan mejoras con respecto a los componentes y la afluencia de los mismos. Una producción que, bajo palabras de los propios directivos de Sony, no alcanzará para cubrir la demanda de la consola. Este es un problema al que no solo se enfrenta Sony con su Playstation 5, en cualquier caso. Tanto desde Nintendo con su Switch como Microsoft con XBOX Series, están teniendo muchas dificultades y también planean hacer cambios en la fabricación de sus consolas, componentes utilizados, contratar nuevos y más servicios, etc.

La especulación y las reventas, el daño colateral

Las consecuencias de todo esto ha dado como resultado una increíble especulación con las consolas de última generación, especialmente PS5 de Sony, con precios de reventa disparados por las nubes, y que aún así no es impedimento para que las consolas se revendan prácticamente de forma automática. Esto, a su vez, está generando que los especuladores oteen el mercado en busca de cada vez más y más de estos productos, evitando que los “gamers” puedan adquirir las consolas y copando todo el mercado, potenciando el problema real de la falta de stock bajo la especulación pura y dura.